80 AÑOS DE LA GUERRA CIVIL EN LEÓN

Lo que se sabe del 21 de julio en León

Equipo '7 Días del 36' | 22/07/2016 - 09:30h.

La Fundación de la Banca Fernández-Llamazares y las investigaciones de Carlos J. Domínguez resumen los hechos acaecidos día por día en el inicio de la Guerra Civil en León con más profundidad y rigurosidad. Así se describe el día posterior a la sublevación de los militares en la capital leonesa, el martes 21 de julio. Con la transcripción del diario de Enrique González Luaces, nombrado alcalde por los militares sublevados, deponiendo al socialista Miguel Castaño y las declaraciones de éste sobre qué hizo en esos momentos.

  • Algunas panaderías y tiendas abren con normalidad. Muchas personas ni siquiera han dormido esa noche. Aparecen colgaduras blancas en algunos balcones. En la ciudad se ven mujeres con hogazas de pan y leche.
  • Se publican los bandos declarando el estado de guerra.
  • Una Compañía de Infantería de Astorga llega a reforzar los destacamentos militares de la ciudad de León y alojan una sección en el Aeródromo de La Virgen del Camino. Desfilan por León, en donde son aclamados por buena parte de la población.
  • Se restablece la línea de ferrocarril de "vía estrecha" desde Bilbao a León, no así las vías férreas de Galicia y Asturias.
  • Desde Palencia llega un tren militar con un escuadrón procedente de Villarrobledo, pero los soldados palentinos vuelven a su ciudad porque las autoridades militares estiman que la situación en la ciudad de León está perfectamente controlada, así como en la mayor parte de la provincia.
  • Muchos jóvenes que no son militares empiezan a incorporarse a las milicias.
  • Las calles están tomadas por patrullas de milicianos y paisanos.
  • Según el abogado del Estado Jesús Capa Herrán, el presidente de la Diputación Ramiro Armesto se puso en esta fecha a las órdenes de la Comandancia Militar a través de una persona apellidada Pardinas. Quizá Julia Pardinas, que le acompañó en el viaje al Bierzo junto a su mujer en los días del Alzamiento.
  • Se siguen produciendo algunos disparos desde algunos balcones de las calles Julio del Campo y Renueva contra el Gobierno Militar ubicado en Padre Isla (unos metros más allá del surtidor de gasolina de "Auto Salón" (perteneciente al grupo Pallarés).
  • Sobre lo acontecido en Ponferrada, recomendamos leer este artículo de InfoBierzo.com.
  • Sobre lo acontecido ,controlada ya militarmente la ciudad de León por el Ejército sublevado, Enrique González Luaces escribe: ¡A sus órdenes, mi general!
    Quiero Luaces que usted se encargue de la alcaldía, así que usted se va allá ahora mismo y diga cómo quiere que le manden el oficio. Estamos metidos en un conflicto en el que yo me juego la cabeza, pero creo que se dominará pronto, aun cuando yo no tengo apenas noticias de otras guarniciones.
    ¡Mi general, yo estoy a su disposición para lo que usted quiera!
  • El ex alcalde Miguel Castaño cuenta, en unas declaraciones posteriores ésto de los días 19 y 20 de julio:
  • ¿La presencia de los mineros el día 19? No sabía nada, hasta el punto de que a las 3 de la tarde, estando con el conserje del Ayuntamiento vio desde un balcón que tres paisanos armados con fusil dirigían a la gente que pasaba. Bajó a preguntar a uno, que le respondió que cumplía órdenes de su jefe. De nuevo en el Ayuntamiento, junto al conserje, vio que dos guardias de asalto daban órdenes a los paisanos y otros ayudaban a su labor. Después, el conserje y el ordenanza de la Alcaldía le informaron de que los mineros se habían ido de León. Durante la mañana, él había ido de la redacción del periódico al Ayuntamiento y de éste a su casa, notando la presencia de forasteros especialmente frente a Gobierno Civil, y cuando él preguntó a alguien qué pasaba le dijeron que un grupo estaba reclamando armas y había llegado a hablar con ellos el teniente de Asalto Emilio Fernández, aunque él siguió para casa para comer.
  • No ayudó en nada a los mineros, porque cuando el domingo día 19 le llamó por teléfono el gobernador civil instándole a que preparara alimentos para un grupo que iba a llegar, él contestó que no podía facilitar tales alimentos. Es decir, aclara, que conocía el 19 los hechos pero no intervino para nada.
  • El lunes 20 por la mañana, como siempre, fue a la redacción de 'La Democracia' pero los obreros no había acudido, sin duda atendiendo a la petición que él había oído por radio desde Madrid de que en las capitales donde se hubiese declarado el Estado de Guerra se convocase Huelga General. Algo que él encontró incongruente porque en León no había tal declaración. A las 10 abandonó la redacción y fue al Ayuntamiento, donde estuvo despachando hasta la 1 de la tarde. Desde aquí estuchó una alocución del gobernador Civil al vecindario, asegurando que "reinaba una absoluta tranquilidad de las fuerzas de la guarnición, que permanecían adictas al Gobierno", que no se alterara el orden y que se reanudara el trabajo.
  • Él se dirigió a su casa, en Julio del Campo, y al terminar de comer e ir a salir para la redacción escuchó disparos en la calle Padre Isla y vio a soldados de Infantería, por lo que decidió no salir de casa.
  • ¿Por qué no se puso como alcalde a disposición de la autoridad militar y permaneció encerrado? Porque estaba sobrecogido por los acontecimientos, porque sabía que la autoridad militar conocía que él estaba en su domicilio y porque además se enteró de que había sido sustituido por el señor Enrique González Luaces.
  • Cuando tuvo noticias de que se había publicado un bando de la autoridad militar ordenando la reanudación del trabajo en todas las industrias, envió a uno de sus hijos a entrevistarse con el comandante Berrocal, entonces jefe de la Policía, para decirle que él estaba dispuesto a retomar la publicación del periódico. Pero entendía que no debía hacerlo por una "elemental precaución que evitase incidentes que pudieran ocurrir". Según le dijo su hijo que dijo el jefe de la Policía, la Comandancia Militar encontró razonable esto y coincidió en que no se publicara.

___
Los textos están extraídos de las notas de Francisco Javier González Fernández Llamazares, autor de 'Crónicas de la burguesía leonesa. Sobre un episodio de la Guerra Civil en León' y de 'Los leoneses que financiaron a Franco' de los documentos del archivo que gestiona y de las notas de Carlos Javier Domínguez de su investigación para escribir el libro 'Asesinaron La Democracia'.

©2016 iLeon.com | Información de León
Gran Vía de San Marcos, 38. Planta 7
24002 - León (España)
Algunos derechos reservados.