80 AÑOS DE LA GUERRA CIVIL

La provincia de León queda dividida en dos con los militares dominando los ferrocarriles

Equipo '7 Días del 36' | 22/07/2016 - 14:25h.

En la mañana del miércoles 22 de julio de 1936 la situación tras la rebelión de las tropas del Ejército comenzaba a quedar definida. El Norte para los mineros y defensores del Gobierno del Frente Popular y el Sur para los militares. La frontera, y el punto estratégico más importante, eran las líneas de los dos ferrocarriles principales, el del Norte a Galicia —vital para la salida de las fuerzas sublevadas de Galicia— y el de vía estrecha hacia Bilbao. Los mineros intentaron cortar las vías, pero su desorganización lo impidió.

Una foto de la vía del ferrocarril del Norte (luego Renfe) en Torre del Bierzo.

La provincia de León quedó partida en dos a partir del martes 22 de julio de 1936, el Sur para los sublevados y el Norte para los mineros y defensores del Gobierno del Frente Popular. Y su frontera, las dos vías férreas más importantes las del Ferrocarril del Norte (hoy Renfe) y las del Hullero a Bilbao (hoy Feve).

Pese a que las fuerzas obreras tuvieron la oportunidad de cortar la línea férrea del Norte en la comarca del Bierzo, los mineros de Asturias tuvieron que volver para intentar reconquistar Oviedo y los de las cuencas mineras de la comarca fueron expulsados de Ponferrada durante la tarde noche del 21 dejulio.

Si 1936 fuera ahora mismo la provincia de León estaría en disputa. Los mineros intentan bloquear el ferrocarril en Bembibre pero no lo consiguen por su falta de preparación y organización. Se da una curiosa paradoja: el norte, republicano, no consigue organizarse y los  sublevados no se ven con capacidad ahora mismo para avanzar hacia sus posiciones. Mientras se dedican a la represión en el Sur de  León, los sublevados tienen como único objetivo militar mantener la línea férrea. Los mineros, muy desorganizados, no serán capaces de hacerlo.

Los mineros intentan organizar la defensa del Frente Popular en el norte de la provincia. El tren Hullero de vía estrecha está entre sus objetivos. En teoría las cuencas mineras del carbón de Laciana, el #Bierzo, #LaRobla, #Matallana, #Sabero y la zona de #Cistierna siguen al lado del Gobierno.

Pero las posiciones mineras son muy endebles, la organización es lamentable y los ánimos van decayendo al conocer las noticias de León.

En Galicia la sublevación ha vencido con relativa facilidad. Las tropas que llegan de allí y entran en el Bierzo provienen de Lugo.

La sublevación en el resto de la provincia

El lunes 20 de julio fue trágicamente intenso en otros lugares de la provincia. El levantamiento se decidió en Astorga al marcharse, por segunda vez, los mineros asturianos en dirección al Manzanal. En otros lugares como La Cabrera, El Páramo, la Vega del Esla y Tierra de Campos la Guardia Civil de Valencia de Don Juan tuvo una actuación decisiva. La desorganización de las fuerzas de izquierdas les facilitó mucho que pudiera tomar el control de la situación, con terribles consecuencias para la convivencia futura en esas zonas porque la represión fue muy dura.

El día 20 los militares de Astorga, con un batallón de Infantería, esperaron a que los mineros de #Asturias se fueran. También la Guardia Civil apoyó el golpe. Pronto ocuparon el Ayuntamiento donde estaban reunidas las autoridades Guerra Civil. El Ejército se encargó de los barrios periféricos, donde vivía la militancia socialista de Astorga. Todo fue bastante fácil. Los sublevados contaron con el apoyo de muchas personas ya que Astorga era bastante reaccionaria y capital de Diócesis de Curas y Militares. 

Astorga, Maragatería y la zona de La Bañeza quedaron rápidamente dominadas por las fuerzas rebeldes contra la República. Comenzó la represión. El alcalde de Astorga, Miguel Carro Verdejo, fue uno de los primeros. Moriría fusilado.

Los sublevados controlaron Valderas, Valencia de Don Juan y Sahagún y detuvieron a sus alcaldes Victoriano López Rubio, Clemente Díez González y Benito Pamparacuatro. Éste último fue uno de los primeros en España en proclamar la república desde el balcón del Ayuntamiento sahagunino, y de los primeros en ser detenidos. Cruel ironía del destino.

[Continuará]

©2016 iLeon.com | Información de León
Gran Vía de San Marcos, 38. Planta 7
24002 - León (España)
Algunos derechos reservados.