80 AÑOS DE LA GUERRA CIVIL EN LEÓN

La tarde y noche del 18 de julio en León: la muerte de 'La Democracia'

Equipo '7 días del 36' | 18/07/2016 - 22:30h.

El 18 de julio en León se vivió con gran tensión tras ir conociéndose las noticias de las sublevaciones en la península, con Sevilla al frente y algaradas tiros y disparos en otros muchos lugares. El Gobernador Civil conseguía el apoyo del Gobernador Militar y se anunció la llegada de una columna minera desde Asturias para el día siguiente que frustró los planes de los militares. Los obreros buscaban armas. Y el ejemplo de que moría un sistema democrático es que el periódico del alcalde, 'La Democracia' publicaba sin saberlo su último número.

El último número de 'La Democracia' del 18 de julio del 36 se preocupaba por el estado de la calle de Ordoño II.

La tarde del 18 de julio de 1936 en los centros de poder y los sindicales solo hubiera podido ser más tensa si se hubiera sublevado el Ejército. Pero no fue así. Si por la mañana las noticias habían sido escasas, pero suficiente para que los obreros y burgueses comenzaran a desconfiar unos de otros, desde que se supo a las tres de la tarde que los sindicatos UGT y CNT habían proclamado una huelga general "en defensa del Frente Popular" la cosa se puso tensa.

En primer lugar el Gobernador Civil intentó recabar información sobre todo lo ocurrido y saber de qué bando estaban los militares. Emilio Francés mantiene una conversación con su homónimo de Oviedo que le informa que por orden directa de Indalecio Prieto va a partir por la noche una columna de mineros desde Asturias a León. Y que debe facilitarles las armas que no les ha podido entregar el coronel Aranda por estar en mal estado "por el clima asturiano".

Francés habla con Madrid para confirmar ese extremo y le contestan que cumpla las órdenes de armar al pueblo. Sin embargo, la posición del presidente del Gobierno Casares Quiroga es la contraria. No sabe bien qué hacer, pero tiene claro que miles de mineros en León, tras lo ocurrido en octubre del 34 con el Ejército es una situación muy complicada.

De todas maneras, el político riojano llama al gobernador Militar, Carlos Bosch y Bosch, para preguntarle si está en disposición de entregar las armas a los mineros. El general le comunica que mirará a ver cuáles están disponibles mientras se pone diligente a sus órdenes y le comenta que no se preocupe, que todo se solventará. El comandante de la Guardia Civil, el teniente coronel Santiago Alonso Muñoz, recién llegado de Sevilla, también dice que está con él.

Mientras, los obreros se enteran de que va a a partir una nutrida columna de Mineros y se dan cuenta de que podrían quedarse sin armas ellos en León. Representantes de los sindicatos preguntan en el Gobierno Civil si se les va a ofrecer algún armamento. Francés, consciente de que llegarán los mineros asturianos pide calma y se niega a entregar nada todavía. Mejor tener contentos a miles y descontentos a cientos.

La corta reunión con Miguel Castaño

Francés había llamado al alcalde de León por la mañana. Como había insistido tanto para que se vieran, Miguel Castaño saca tiempo tras revisar las galeradas de su periódico para pasarse por el Gobierno Civil. Se sorprende de tanto jaleo y comprobaciones. Y pregunta a Emilio Francés cómo ve la cosa. Éste le contesta que en la provincia está todo controlado y que es fiel a la República, que es más o menos la información que el editor de 'La Democracia' tiene de Madrid y publicará esa misma tarde, según abandone el Gobierno Civil. 

El político riojano le pregunta qué tal por el Ayuntamiento. Castaño que contesta que "normal, salvo los tiras y aflojas de siempre entre los alguaciles y los serenos". Una conversación aparentemente normal que ninguno de los dos protagonistas saben que será crucial en su vida. El alcalde leonés se marcha y se despide afablemente del Gobernador Civil, algo más tranquilo.

Último número de 'La Democracia': "Todo controlado"

Sale 'La Democracia' por la tarde con los partes telefónicos del corresponsal en Madrid referentes al Consejo de Ministros del día 17 y el de la mañana del 18 y un poco más por lo menos hasta pasadas las cuatro de la tarde. En una época en la que la información no tenía la rapidez de hoy —aunque el teléfono sería como el Twitter de hoy en día—, la referencia a los levantamientos son escasas y, además, la información que mostraba era más o menos como si estuviera todo controlado.

Una foto de los obreros de la imprenta de 'La Democracia'; al que se vé apoyado es a su dueño, el alcalde socialista Miguel Castaño - Foto: Pepe Gracia
Una foto de los obreros de la imprenta de 'La Democracia'; al que se vé apoyado es a su dueño, el alcalde socialista Miguel Castaño - Foto: Pepe Gracia

Curiosamente lo último que se sabe de Madrid es que no se sabe nada. "Motivos técnicos impidieron la última comunicación con el corresponsal" terminaban abruptamente las noticias de la capital. En 2016, ya sabiendo los motivos una inocua frase cobra un sentido incluso macabro. Fue el periodista Carlos Javier Domínguez el que en el libro 'Asesinaron La Democracia' cuenta lo ocurrido después. 

El tema del día era el estado de la calle de Ordoño II. Ochenta años después sigue preocupando, así que el tema podría haberse considerado muy serio si no fuera porque lo que habría de venir sería el fin de ese periódico y del sistema democrático republicano.

Lo único que se publicó sobre la sublevación

Información del día. Por teléfono. De nuestro corresponsal en Madrid.
El gobierno da cuenta por radio de la situación del país. Crónica telefónica del corresponsal en Madrid del Diario de La Democracia.
Dice el Gobierno. Esta tarde a las tres, Unión Radio en Madrid, por medio de su micrófono instalado en el Ministerio de la Gobernación, transmitió a toda España la siguiente nota oficiosa transmitida a toda España por el ministro señor Molés.
"De nuevo habla el gobierno para decir a la opinión pública que la tranquilidad reina en toda la península. Se complace a la vez en decir que agradece las adhesiones recibidas y de concurso de cuantos contribuyen en garantizar la tranquilidad del país, con cuyo concurso espera seguir contando, siendo de advertir que el mejor concurso es el de realizar la vida ordinaria. Gracias a las medidas de previsión adoptadas se ha conseguido desarticular un amplio movimiento de agresión a la República. Únicamente una parte de las fuerzas que hay en Marruecos fue arrastrada a faltar a los compromisos de lealtad comtraídos olvidándose de los altos deberes que tenía para con el régimen.
En el interior hubieron de tomarse radicales medidas deteniendo a varios generales, jefes y oficiales comprometidos en el movimiento. También la policía se ha apoderado de un avión extranjero, en el que según parece iba a introducirse en España a uno de los cabecillas de la sedición.
En la enérgica acción del Gobierno ha restablecido la normalidad.
Conviene saber que los facciosos se apoderaron de la radio de Ceuta y que simulando que era la estación de Sevilla lanzaron falsas noticias sobre la situación de Madrid y del resto de España, diciendo que tenían en su poder los ministerios de Gobernación y de la Guerra".
----
Una segunda nota del Gobierno.
A las cuatro menos cuarto de la tarde Unión Radio ha transmitido desde el ministerio de la Gobernación una segunda nota diciendo que: "Son falsos en absoluto los rumores que circulan de que el Gobierno ha declarado el estado de Guerra, y que se declarará faccioso a quienes propalen esta noticia que carece de fundamento".
----
Advertencia:
Por causas ajenas a nuestra voluntad no hemos podido celebrar esta tarde la acostumbrada conferencia telefónica con nuestro corresponsal en Madrid.
----

Y así, con una información cortada por las circunstancias, se acabó 'La Democracia' en León.

[Continuará]

©2016 iLeon.com | Información de León
Gran Vía de San Marcos, 38. Planta 7
24002 - León (España)
Algunos derechos reservados.